qué es el dropshipping

Son muchas las personas que han pensado alguna vez en montar un negocio online. Si hablamos de comercio electrónico, o e-commerce, una de las modalidades que han cogido fuerza en los últimos tiempos es el dropshipping. Pero ¿qué es eso del dropshipping?

Dropshipping es una forma de comercio electrónico en que se introduce un intermediario entre el proveedor del producto y el cliente final. Éste se encarga, en general de las funciones de:

  • Crear y mantener la tienda online.
  • Estrategia de marketing (productos, clientes, contenidos,…).
  • Redireccionar los pedidos al proveedor.
  • Atención al cliente (dudas, quejas,… ).

Mientras que el proveedor por su parte se encarga de:

  • Stock.
  • Paquetería.
  • Envíos.

Suena bien, aunque no es oro todo lo que reluce… Demos un repaso a las ventajas e inconvenientes del dropshipping.

Ventajas e inconvenientes del dropshipping

infografía pros y contras del dropshipping

Ventajas

Baja inversión inicial

El dropshipping es una forma relativamente barata de empezar un negocio online. Como gastos fijos están en la lista de la compra el dominio y el hosting necesarios para montar la tienda. Si tienes la formación básica para hacer tú mismo el diseño y desarrollo, en principio con poco más puedes echar tu negocio a andar. Si no es así, en WebSiteStory podemos echarte un cable, con lo que necesites.

Como resulta obvio, los márgenes de beneficio por cada producto, son en general menores que si produces y vendes directamente al cliente final.

Te independizas del stock

Uno de los atractivos más potentes del dropshipping es que tus proveedores son los que gestionan el stock de productos. Te liberas de todos los riesgos, gastos y toda la carga de gestión asociada a la adquisición, almacenamiento y envío de los productos que vendas a través de tu tienda.
 

Amplios catálogos de productos

Al poder contar con varios proveedores distintos, puedes tener acceso a un catálogo de productos casi infinito. Los proveedores por su parte, no dejan de adaptarse y generar nuevos productos, en función de la demanda.

Puedes personalizar tu gama

Cuando empiezas con el dropshipping puedes sentir la tentación de importar a tu tienda los tropecientosmil productos que ofrecen tus proveedores en los catálogos… Pensando que puedes alcanzar un amplio espectro de clientes. Bien, la realidad es que lo más óptimo para vender es centrarse en un tipo de cliente y en una necesidad concreta. Trabajar en esa línea y especializarse en ese nicho concreto puede crear más beneficios que una tienda generalista.

Seleccionado ya tu nicho de venta puedes elegir, para tu catálogo, los productos que vayan con la filosofía de tu marca, los que has comprobado que interesan a tu cliente ideal. Muchos proveedores de dropshipping se comprometen a no adjuntar sus propios logos ni publicidad en sus envíos, y algunos no tienen problema en añadir los tuyos.

Mayor capacidad para reciclar tu negocio

Esta ventaja está asociada a no tener stock. La velocidad de rotación de tus productos y las pruebas que puedes hacer con ellos, no tienen por qué implicar una pérdida en tu negocio. Es decir, si tienes un producto que no vende, no pierdes nada por quitarlo y sustituirlo por otro. O si piensas que un producto nuevo puede funcionar, el testearlo tampoco te supone un desembolso económico.

Ahorro de tiempo

Estar desvinculado de la parte de producción, almacenamiento, gestión y envío de los productos que vendes hace que puedas invertir tu tiempo en tareas de alto valor para tu negocio de dropshipping. En la práctica, una tienda online con dropshipping vendría a ser como un ‘comercial’ de los productos de varios proveedores, una capa intermedia de venta. Pero con mucho más tiempo para centrarse realmente en la venta, porque del resto ya se encargan otros.

Inconvenientes

Marketing online

Ya te lo imaginas. Por poco que hayas investigado sabes que una cosa es montar una web, y otra muy distinta recibir visitas. Y que además estas visitas vean algo interesante en tu tienda, se enamoren de tus productos y compren. Y te recomienden. Y que repitan. Es todo un reto.

El tener un negocio online implica conocer las reglas básicas del juego, que incluyen tener una web funcional, rápida y adaptable, crear comunidad y ofrecer contenidos de calidad, entender cómo funcionan el SEO y el SEM, etc.

Si no tienes conocimientos de marketing online tienes dos opciones: ponerte las pilas y aprender o delegar esta gestión en algún profesional.

Saber del negocio

Creo que hay vendedores que pueden ‘vender hasta a su madre’, ¿es así el dicho no?. Pero si conectas con lo que estás vendiendo, si conoces profundamente tus productos y a tus clientes, si crees de corazón que tus productos pueden ayudar a tus clientes, entonces tu tienda está a otro nivel.

Filtrar proveedores

Una parte de tu tiempo en el dropshipping debes dedicarlo a encontrar proveedores confiables. Que envíen de la forma y en los plazos previstos, que acepten sin problemas devoluciones cuando haya reclamaciones, que tengan actualizaciones regulares de los datos de los productos…

No es una tarea fácil, ya que verás que hay muchísimos proveedores de China, India, Turquía, Indonesia… Son los que mayores beneficios pueden generarte, pero también de los que es más difícil saber si podemos confiar, en un primer momento.

Hay bastante competencia

Esto es así, no has tenido una idea original al pensar en montar una tienda online con el menor riesgo e inversión. Para casi cualquier cosa que pienses en vender, va a haber una (o cien) webs que ya lo venden. No te desesperes, esto puedes verlo como una amenaza o como una oportunidadAnaliza tu competencia, si la hay, e intenta mejorar de alguna forma sus propuestas para tener una ventaja.

Dificultad para establecer el control de calidad

Mi recomendación es que pruebes cada producto que vendas en la tienda, o como mínimo los más destacados. Si lo has tocado, lo has usado, lo has probado, puedes venderlo con conocimiento de causa.

Esto no implica que pueda haber productos que lleguen defectuosos a un cliente, pero si te evitará reclamaciones del tipo ‘no es el de la foto’.
 

Eres responsable de la atención al cliente

En las alegrías y en las penas, eres el punto de contacto del cliente al que has vendido un producto. Es decir, tendrás reviews de 5 estrellas, pero también quejas y devoluciones que tendrás que gestionar. De hecho, el tener un buen servicio de atención al cliente, es uno de los pluses que deberías incorporar en tu dropshipping sin duda.   Y hasta aquí nuestro artículo de hoy. Nos encantará oír tus comentarios. Escrito por el equipo de websitestory.